Jesús Calleja en la Cueva de los Enebralejos

GEERAS

Qué es

El Grupo Especial de Espeleo Rastreo actúa bajo el mando y dirección del gestor de las Cuevas de los Enebralejos, Javier Moreno.
Sin ánimo de lucro, opera rastreando los rincones de dicha cueva y otras de las zonas próximas, como la cueva del Jaspe, e incluso rastrean fuera de la provincia (Cueva del Asno, en Soria).
El grupo está integrado por personal ajeno a la espeleología profesional, es decir, cada miembro posee su trabajo y dedican su tiempo libre al rastreo de cavidades, descubriendo en ellas un idioma escrito en suelos y paredes desapercibido al ojo inexperto.

Historia

Desde el 1 de Enero de 2011 lleva operativo este equipo de jóvenes especialistas. La base de operaciones está en la misma Cueva de los Enebralejos, donde sus actividades se iniciaron a principios del año.
Los miembros del GEERAS han sido formados en distintas disciplinas: Geología, Historia, Prehistoria, Rastreo, Supervivencia, Arqueología, Biología, Espeleología, Primeros auxilios y en la actualidad se forman para poder actuar en cuevas de desarrollo vertical, comenzando ya esta actividad en cuevas de Castilla y León.
Esta formación ha sido impartida por personal especialista, así como profesionales activos del tema en ámbito Nacional.
Los rastreadores han sido evaluados y certificados por Cybertracker Conservation a través del sistema implantado en España desde septiembre de 2010 por José María Galán.

Los miembros

El GEERAS es dirigido por Javier Moreno y su mano derecha es Fernando Gómez, Director del Servicio de Rastreo Forestal (SERAFO), jefe del grupo, quien coordina y planifica las entradas así como la formación que necesita el personal.
Antes de entrar en cada cavidad los espeleólogos Carlos y Eduardo reconocen las cuevas, su estado, interés y novedad así como la aportación de su valiosa información en cavidades ya exploradas con anterioridad, debido a su experiencia realizando espeleología en las distintas cavidades de la zona.
La visión de la historia, su rastro en el paisaje profundo de nuestras cavidades no sería igual sin la intervención en el equipo de Saulo Alvarado, gran historiador y conocedor de la cueva, sus señales y la Prehistoria que rodea a los distintos parajes de la comarca.
En 2012 entró a jugar un nuevo rastreador al equipo, Victor, joven pero atrevido y con muchas ganas de aprender.